Creaciones originales con moldes de repostería

Por La Menorquina on 19 de mayo, 2016

Los moldes de repostería son el punto común desde el que se elaboran tartas, cupcakes, bombones y todo tipo de postres. De ahí la importancia de elegir el molde que mejor se adapte a nuestra forma de cocinar y a lo que queremos elaborar. Existen muchas variedades y formatos para el tipo de postre que se quiera trabajar. En este post, te explicamos algunas de ellas.

En lo que se refiere a los materiales, los moldes de metal sin brillos son muy interesantes puesto que permite una cocción aproximadamente un 20% más rápida. Además, hoy en día es posible encontrar moldes de aluminio desmontables, lo que aumenta su practicidad.

Por su antiadherencia, y también por ser más fáciles de limpiar y manipular, muchas personas se están decantando por los moldes de silicona de calidad, que además tienen la ventaja de transmitir el calor de una forma uniforme y de soportar muy bien las altas temperaturas.

 

Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial  y aumentar la rentabilidad de tu restaurante

 

Repostería creativa

Si te gusta dar rienda a tu creatividad a través de la repostería estás de suerte, ya que hoy en día existen moldes con todas las formas imaginables: figuras geométricas, animales, personajes de ficción y hasta rostros de famosos.

moldes_de_reposteria.jpg

La empresa Lékué nos proporciona algunos de estos moldes que pueden ayudarnos a crear elaboraciones para sorprender a los comensales. Desde kits para macarons hasta kits para hacer cake pops. Posibilidades infinitas para dar rienda suelta a la imaginación. 

Para alcanzar aún mejores resultados a nivel de decoración, se pueden utilizar también tapetes estampados, de forma complementaria a los moldes, con los que crear divertidas figuras y todo tipo de filigranas. Y si buscamos un toque maestro de distinción para nuestras creaciones podemos echar mano de: purpurina, comestibles, fondant o colorantes alimentarios. Otra opción para rematar la decoración de los postres es usar mangas pasteleras o boquillas.

 

Nuestras recomendaciones para trabajar con moldes

Si la primera vez que vayas a utilizar un molde lo engrasas, ya no tendrás que hacerlo nunca más. Este es un truco básico para sacarle el máximo partido a tus moldes y trabajar con comodidad, aunque existen algunos más:

  • Utilizar siempre moldes de calidad, a ser posible de marcas reconocidas.
  • Aunque se puedan meter en el lavavajillas, es preferible limpiar los moldes a mano para evitar que algunas partes puedan quedar sucias.
  • Si utilizas moldes de silicona, no los debes exponer al calor directo, ni tampoco usar cuchillos ni ningún otro elemento cortante, ya que se pueden dañar con cierta facilidad.
  • A la hora de calcular el tiempo de cocción, hay que tener en cuenta tanto la materia prima (los ingredientes) como el material del que está fabricado el molde.
  • Además de su forma y tamaño, a la hora de elegir un molde u otro es importante tener en cuenta su capacidad de expansión. Si no lo hacemos así, nos podemos encontrar que nuestras tartas, bizcochos o magdalenas acaben sobrepasando el molde y todo nuestro trabajo se eche a perder. 

En el tema de la capacidad del molde, hay algo que debemos tener siempre presente y que actúa como regla básica: siempre debemos escoger un molde con una capacidad del doble de la masa (más o menos) antes de proceder al horneado. 

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home