Conoce uno de los postres fríos que deberías consumir todo el año

Por La Menorquina on 18 de septiembre, 2015

Los helados son uno de los postres fríos que más se consumen en verano en nuestro país. Las altas temperaturas, el buen tiempo que anima a salir, y la llegada de las vacaciones, invitan a degustar la amplia variedad que el mercado ha puesto a nuestra disposición.

Los helados nos hidratan. Los de base láctea pueden ser una alternativa para completar nuestra ingesta de lácteos, y los sorbetes, por su alto contenido en fruta contribuyen a que la tomemos de una forma refrescante. Entonces, ¿por qué seguimos empeñados en consumirlos sólo en verano?

Según la Asociación Española de Fabricantes de Helados, AEFH, los países nórdicos, a la cabeza Suecia, son los mayores consumidores de helado porque allí este producto forma parte de su dieta habitual, y no es sólo un complemento de la época veraniega.

postres frios

Es el momento perfecto para mostrar a tus clientes lo bueno que es tomar estos postres fríos no sólo en verano, y que por los nutrientes que aportan deberían ser un elemento más de su alimentación, siempre que los consuman con moderación y dentro de una dieta sana, variada, y equilibrada.

 

Guía Gratuita: La carta de postres: cómo configurarla y hacerla rentable

 

Te dejamos 5 cuestiones que tus comensales necesitan saber sobre estos dulces:

  • El consumo de 100g de helados de base láctea, puede cubrir entre un 5 y un 15% de nuestras necesidades diarias de calcio.

  • Aquellos cuyo ingrediente base es la leche, presentan un valor nutritivo considerable, siendo adecuados para niños, adolescentes y personas que requieran un aporte de proteínas de alto valor biológico, y calcio.

  • Los helados crema,  los de mayor valor energético, aportan por ración entre la mitad y una tercera parte de las calorías que implica el consumo de pasteles.

  • Los sorbetes y helados de agua son adecuados para las personas que padezcan problemas relacionados con los lípidos, por su carencia de grasas.

  • Desde el punto de vista nutricional, otro de sus valores, es su bajo contenido en sodio.

Fuente “El Libro Blanco de los Helados” redactado por Catedráticos de la Universidad de Barcelona, coordinados por la profesora Mª Carmen Vidal, del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona.

¿Cómo puedes comunicar estos beneficios a tus clientes e incentivar su consumo durante todo el año?

  • Mediante cartelería en el local.

  • Con notas informativas en tu carta de postres.

  • Elaborando ediciones especiales de dulces que sólo podrán probar en otoño o invierno, y con nombres que los destaquen: “helado cremoso de invierno”, “bombón de chocolate y nueces para derretir el frío”, “copa helada de café con suave cobertura de chocolate fundido”.

  • A través de una newsletter informativa.

  • Con fotografías de gente consumiendo helados mientras nieva, o vestidos con bufandas y guantes, que puedes subir a tus redes sociales.

  • Con ofertas especiales de café o té + helado. Ofréceles consumir un café humeante o un té caliente acompañado de un riquísimo complemento: un cappuccino junto a unas bolas de helado de arroz con leche, un café árabe y un sorbete dulce de naranja o un té caliente y un helado cremoso de nata.  ¿Qué cliente será capaz de resistirse ante una promoción así?

Ahora ya tienes mucha información para ofrecer a tus clientes, y mostrarles que uno de los postres fríos que más demandan, los helados, los pueden disfrutar a lo largo del año.

 

Si te ha gustado el artículo, seguro que también es de tu interés saber los secretos de 'Cómo aumentar la rentabilidad de tu restaurante'. ¡Descárgate la guía para descubrirlo!

New Call-to-action

 

Volver a la home