Cómo se elabora la lista de tareas de un restaurante

Por La Menorquina on 24 de mayo, 2017

El día a día de un restaurante implica la realización de un buen número de funciones o tareas para poder hacer frente a las diversas áreas de actividad que configuran un negocio de hostelería: cocina, servicio al cliente, control de inventario, gestión de personal, tareas administrativas, etc.

Las tareas más habituales y, por lo tanto, de obligada inclusión dentro de la rutina diaria de un restaurante son:

  • Cocina. Incluyendo no solamente la elaboración de los platos propiamente dicha, sino también el control de los alimentos (vigilar que no estén caducados y que se encuentren siempre a su temperatura adecuada) y su preparación. Así como la correcta higiene de este espacio. 
  • Servicio.  Una vez los platos están preparados, la segunda fase del trabajo es servirlos al cliente con la máxima celeridad y profesionalidad, teniendo en cuenta todos los detalles para lograr su plena satisfacción.
  • Control de equipos y maquinaria. Al abrir y cerrar un restaurante, bar o cafería es fundamental encender, apagar y verificar el funcionamiento correcto de congeladores, neveras y otros aparatos y maquinas. Algunos de ellos también van a precisar de ciertas operaciones de mantenimiento. En este tipo de tareas es muy importante especificar qué empleados concretos las deben realizar cada día, teniendo en cuenta la rotación de los mismos o posibles bajas de última hora.
  • Gestión del stock o inventario. Sin duda, se trata de uno de los grupos de tareas más complejos de un restaurante, puesto que una reposición deficiente tanto de los alimentos como de cualquier tipo de material va a hacer imposible el poder ofrecer un buen servicio al cliente.
  • Limpieza. Las labores de limpieza, tanto del local como de sus distintos elementos, son fundamentales para cumplir con las normativas sanitarias y ofrecer una imagen excelente del local.
  • Tareas de administración. Aquí quedarían englobadas un amplio abanico de tareas: gestión de personal, contabilidad, facturación, finanzas, etc.
  • Marketing y publicidad. En un sector tan competitivo como la hostelería, cada vez es más importante tomarse muy en serio las acciones de marketing y promoción, dedicando un cierto tiempo a actualizar nuestra web o blog, los perfiles en las redes y, por supuesto, contestar a los comentarios de los clientes.

La importancia de los softwares en la gestión de tareas

Hoy en día existe muchas aplicaciones informáticas o softwares que, de un modo muy fácil e intuitivo, nos permiten automatizar la gestión integral de un restaurante, incluyendo también la organización de la lista de tareas.

Algunos ejemplos de estos programas son:

  • Techni-Web: Se trata de una solución TPV táctil y de gestión muy intuitiva y moderna. Su punto fuerte es la capacidad para coordinar todo tipo de operaciones: cocina, sala y gestión administrativa. Permite opciones de personalización en función del tipo de local. 
  • Edonium: Software muy bien organizado en tres módulos independientes, uno de ellos especialmente indicado para la gestión de procesos operativos. 
  • Infotronic: Es una aplicación preparada para gestionar cualquier tipo de negocio, entre ellos los de hostelería. Es un software muy completo e interesante, que permite cubrir el conjunto de necesidades de prácticamente cualquier empresa, existiendo tres versiones distintas con diferentes prestaciones. 
Es interesante que elijas el tipo de gestión y el software que mejor se adapte a las necesidades de tu negocio. Recuerda que tu objetivo es poder elaborar y organizar listas de tareas, de forma que te permitan una gestión fluida y eficaz de tu restaurante.  

 

New Call-to-action

Volver a la home