Cómo puede ayudarte la tabla de calorías para elaborar menús en tu restaurante

Por La Menorquina on 5 de enero, 2017

Desde un punto de vista científico, la caloría es la cantidad de energía que es capaz de proporcionarnos un alimento al quemarse al estar en contacto con el oxígeno. En la práctica, si conseguimos ingerir una cantidad de calorías similar a la que gastamos en nuestro día a día, mantendremos un peso estable y equilibrado, lo que nos va a ayudar a sentirnos bien y gozar de un buen estado de forma y de salud. Para saber cuántas calorías ingerimos en nuestra alimentación diaria, la tabla de calorías nos puede ser de inestimable ayuda.

tabla de calorias

 

Ebook gratuito: La revolución verde en la hostelería

 

Hoja de ruta para elaborar menús equilibrados en tu restaurante

Si tienes un restaurante o cualquier otro negocio de hostelería y estás preocupado por saber si tus menús son equilibrados y, sobre todo, si aportan el número de calorías y los nutrientes necesarios para el organismo de tus clientes, puedes seguir la siguiente hoja de ruta.

  1. Consultar alguna tabla calórica con el fin de conocer tanto el valor energético o número de kilocalorías (kcal) como nutricional de cualquier alimento, es decir, su composición en cuanto a proteínas, lípidos, hidratos y micronutrientes.
  2. Adapta esta información, que normalmente hace referencia a 100 gramos de alimento, a las raciones que sueles utilizar en tu restaurante, añadiendo también las calorías que les sumamos al cocinarlo: freírlos en aceite, acompañarlos de alguna salsa, etc.
  3. A partir de este conjunto de datos, elabora los menús de tu restaurante atendiendo a las siguientes características: que sean equilibrados, con el número de calorías correcto y, sobre todo, que no contenga muchas grasas (en especial saturadas y trans).
  4. Busca alternativas a las proteínas sin tener que elegir un exceso de carne y pescado. Por ejemplo, las nueces y los piñones tienen el mismo contenido proteíco que el salmón, la ternera o el jamón serrano. También puedes recurrir a los guisantes o los ajos. Otra posibilidad es aportar proteínas a través de la fruta, incluso en forma de propuestas tan apetitosas y originales como un delicioso postre de coco.
  5. También puedes aportar calcio y fósforo con opciones que no sean demasiado calóricas, como por ejemplo: higos secos, dátiles, uvas, remolacha, rábano o calabacín.

Menús equilibrados y revolución verde

Como verás, en los últimos puntos de nuestra hoja de ruta, hemos introducido la utilización (probablemente en una proporción mayor de lo habitual) de las frutas y verduras. Esta es una de las características de la llamada revolución verde, un fenómeno social en pleno auge del que cada vez más clientes de restaurantes son partidarios.

Ese nuevo tipo de cliente demanda unos menús sanos y equilibrados, caracterizados por un mayor protagonismo de las verduras, hortalizas y legumbres, así como también de los productos de proximidad, orgánicos y en cuya producción se respete; el medio ambiente, el comercio justo y la economía sostenible.

Como conclusión podemos decir que para que tus menús sean proporcionados, una de las tendencias más importantes en restauración como es la revolución verde, es muy recomendable tener en cuenta sus premisas a la hora de elaborar esos menús equilibrados y sanos de tu restaurante.

 

New Call-to-action

Volver a la home