Cómo montar un restaurante paso a paso

Por La Menorquina on 14 de febrero, 2017

Si decides emprender en el sector de la restauración, convertirte en el propietario de un restaurante  puede ser un negocio rentable si, además, aciertas con la ubicación del local, estilo de comida y decoración y público al que va dirigido, entre otros muchos y múltiples factores: no debes olvidar que la hostelería es uno de los negocios más complejos que existen.

En este artículo vamos a responder a la pregunta cómo montar un restaurante dividiendo el proceso en 5 grandes fases.

como montar un restaurante

 

Clica aquí para que podamos asesorarte sobre  cómo puedes aumentar la rentabilidad de tu  restaurante a través de los postres

 

1) Hacer un plan de negocio

Toda estrategia que no empiece, como paso previo y fundamental, con la elaboración de un plan de negocio está abocada al fracaso. Sin un plan completo, serio y riguroso, elaborado a partir de la reflexión y el análisis riguroso, tomando como base unos datos objetivos, es muy difícil que nuestra aventura empresarial acabe llegando a buen puerto.

Es probable que queramos montar un restaurante porque sea nuestra pasión y vocación y, sin lugar a dudas, ambas son necesarias como motor que impulse nuestro proyecto. Pero para poder sobrevivir, un restaurante deber ser rentable y viable. Y para conseguirlo es fundamental elaborar correctamente un plan donde se tengan en cuenta todos los gastos y la inversión necesaria, además de otras cuestiones básicas como la ubicación ideal, el tipo de comida que queramos ofrecer en nuestro restaurante o las previsiones de inversión necesarias, tanto iniciales como futuras.

 

2) Buscar financiación tu negocio

En función de las características del restaurante que vayas a abrir: ubicación y dimensiones, si dispones de un local o tienes que alquilarlo, equipamiento, inventario, acciones de marketing y publicidad, etc., vas a necesitar una inversión mayor o menor. Por lo tanto, tendrás que valorar cómo vas a financiarlo y, si necesitas un crédito externo, comparar las distintas opciones y elegir las más beneficiosa para tus intereses.

 

3) Elegir un local

Una vez ya tienes claro el plan de negocios y el presupuesto con el que cuentas, el siguiente paso es escoger un local apropiado a tu idea de restaurante y en la zona que te interese. Es muy probable que tengas también que acondicionarlo.

 

4)  Crear tu oferta de comidas y bebidas

A continuación, tienes qué decidir qué vas a ofrecer a tus clientes, tanto en lo que se refiere a menú fijo como de carta. En la decisión final va a tener mucho que ver tus capacidades y/o la de los profesionales que contrates, los gustos del público al que va dirigido, la competencia existente en ese estilo de comidas, etc.

En este aspecto, tienes que considerar las últimas tendencias o modas imperantes en gastronomía y si quieres dirigirte a un nicho de mercado muy concreto, o decantarte por algo más general, en cuyo caso debes incluir menús para niños, con el fin de poder atraer a tu local a todo tipo de público, incluidas familias enteras.

 

5) Contratar a tu equipo de trabajo

El capital más importante de cualquier empresa o negocio, y la hostelería no es para nada una excepción, es su equipo humano. A la hora de buscar el equipo que trabaje para ti, debes buscar personas con talento, motivación y las competencias y habilidades suficientes para preparar el tipo de comida que has decidido servir y ejecutar todas las acciones necesarias en tu restaurante.

 

6) Ocuparte de las cuestiones burocráticas

Abrir un restaurante implica tener que pedir, a las entidades adecuadas (Ayuntamiento, Hacienda, Tesorería...) los permisos y licencias correspondientes para tener todo en regla y no arriesgase a multas e, incluso, al cierre del local.

Ahora que ya sabes la hoja de ruta para abrir un restaurante, si tienes ganas y posibilidades te animamos a embarcarte en ese fantástico proyecto. 

 

New Call-to-action

Volver a la home