¿Cómo escoger la cocina industrial de nuestro restaurante?

Por La Menorquina on 18 de abril, 2016

Cuando uno se dispone a emprender un negocio de restauración centra sus esfuerzos en la decoración del local y la contratación de los empleados y descuida aspectos fundamentales de la empresa como la cocina industrial. En este artículo os explicaremos qué tenemos que tener en cuenta para elegir la cocina industrial de nuestro local.

cocinas industriales 

Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial  y aumentar la rentabilidad de tu restaurante

Lo primero a la hora de comprar una cocina industrial para nuestro negocio está relacionado con las necesidades de nuestro establecimiento. No es lo mismo un restaurante que tenga que servir muchas comidas y cenas que uno que sólo sirva desayunos y meriendas. Para cada tipo de restaurante necesitaremos una cocina industrial determinada.

La cocina industrial que escojamos también estará condicionada por el espacio de trabajo que tengamos. En la ubicación donde se emplazará la cocina industrial tienen que caber otros elementos básicos para nuestro equipo de trabajo como mesas de trabajo, equipos de frío, etc.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de escoger una cocina industrial es el presupuesto con el que contamos. Existen distintas gamas en el mercado, desde los 300 euros hasta los 3.000 euros o más.

En función de la distribución de la cocina tenemos dos opciones: instalar una cocina industrial central (tipo isla de cocina) o un mural (empotrada a la pared). Normalmente a este tipo de cocinas se le pueden acoplar otros equipos como freidoras, baño maría, planchas, etc.

Lo normal es que nos hagamos con una cocina industrial de acero inoxidable o galvanizado. Es lo que más se lleva tanto porque es lo que acostumbra a durar más como por las condiciones higiénicas.

Al margen de la composición de los materiales, las cocinas industriales pueden ser eléctricas (de inducción o con resistencias), de gas (propano o butano) o de carbón. Además, algunos fabricantes ofrecen modelos mixtos.

En principio tanto las cocinas de gas como eléctricas son apropiadas para un restaurante. No obstante, se recomienda el uso de cocinas industriales de gas para cocinar carne y vegetales, ya que el calor es más húmedo.

Existen distintos tipos de cocinas industriales en función de las necesidades de nuestro local. Recomendamos una de uno o dos fuegos en el caso que contemos con una espacio pequeño para la cocina y que en nuestro restaurante se cocine poco. También podemos encontrar cocinas de hasta 12 fuegos para establecimientos donde tengamos que cocinar más platos.

Por otro lado, nos tenemos que asegurar que la cocina industrial que compremos tenga medidas de seguridad y escurregrasas, que sea fácil de limpiar, que tenga repuestos garantizados por el fabricante y encendido automático o indicador de encendido y patas regulables y debemos tener en cuenta otros aspectos como el tipo de mandos o que el consumo eléctrico sea eficiente, en el caso que la cocina industrial sea eléctrica.

Y es que también tenemos que tener en cuenta que no siempre es mejor una cocina industrial que caliente más rápido porque tenga más fuerza. Si tienen más potencia también gastarán más energía.

Sin duda todas estas recomendaciones son clave para escoger la mejor cocina industrial para nuestro establecimiento de restauración.

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Volver a la home