Cómo decorar un restaurante pequeño

Por La Menorquina on 28 de junio, 2016

Habitualmente encontramos mejor decorados los restaurantes grandes y con amplios salones que los pequeños. Y a priori no existe ninguna razón lógica. Los restaurantes pequeños también pueden decorarse.

A continuación, daremos consejos sobre cómo decorar un restaurante, aunque las medidas del mismo sean pequeñas.

como decorar un restaurante

Ebook gratuito: Aprende a decorar tu hotel o restaurante

Si estás montando el restaurante por primera vez recomendamos que se pinten las paredes de blanco. Es un color que da amplitud y luz al espacio, por pequeño que sea.

El uso de cuadros y espejos en las paredes para decorar un restaurante pequeño proporcionará más amplitud al espacio. Puede ser una buena manera de hacer sentir a nuestros clientes que se encuentran en un lugar mucho más amplio de lo que realmente es.

No conviene sobrecargar mucho el espacio que tengamos en la barra. En los lugares pequeños tendemos a apilar cosas y aún tenemos la sensación que el lugar es más pequeño de lo que realmente es. Por este motivo, conviene no decorar mucho la zona de la barra para que el cliente al entrar y pedir mesa no tenga sensación de agobio.

Es aconsejable usar lámparas colgantes antes que lámparas de pie, ya que estas últimas nos quitarán espacio. En cambio las lámparas de techo seguro que no molestarán a nadie que quiera pasar, ya sea camarero o cliente.

Si damos a nuestro restaurante una luz tenue crearemos un clima agradable entre nuestros comensales y haremos que estos perciban el mismo con más amplitud que la que realmente tiene.

Si obtamos por mesas altas con taburetes, también ahorraremos espacio ya que éstas suelen ser más estrechas que las normales.

Las plantas también ayudarán a que nuestros clientes se encuentren a gusto en nuestro restaurante a pesar de las dimensiones pequeñas. No se aconseja mucho poner plantas muy grandes, pero sí algunas pocas ubicadas estratégicamente en las esquinas o en las mesas. No obstante, las plantas de las mesas que sean muy pequeñas.

Otra recomendación para decorar un restaurante pequeño es acudir con frecuencia a restaurantes pequeños. De esta manera, podremos inspirarnos sobre el tipo de decoración que queramos para el nuestro, ya que veremos cosas que nos gustarán más y cosas que nos gustarán menos. De esta manera, podremos formarnos nuestro propio criterio en decoración de restaurantes.

En conclusión la clave de una decoración de un restaurante pequeño es convertir el espacio en acogedor para nuestros comensales. Y es que, si estos se encuentran bien, se lo pasarán mejor, disfrutarán más y es probable que más adelante en otra ocasión vuelvan a nuestro restaurante.

Y es que el objetivo que todo restaurador quiere es que su restaurante esté repleto de comensales y que además estos sean reincidentes. Es decir, que no sólo vengan una vez y ya no vuelvan más, sino que acudan otra vez y otra y todas las veces que quieran.

Gracias a las sugerencias que podemos leer en este artículo, podremos sacar todo el jugo al restaurante que tengamos, independientemente de sus dimensiones.

 

New Call-to-action

Volver a la home