Cómo decorar platos con flores

Por La Menorquina on 8 de septiembre, 2016

Las altas temperaturas piden también alegría para nuestros platos. Una manera es añadir pétalos y flores para dar vida a postres o ensaladas. Una apuesta para cartas originales y con un menú muy floral. Hay muchas maneras de decorar platos con flores comestibles. Pero no solo eso, sino que además dan nuevos sabores y texturas.

A continuación, vamos a aprovechar al máximo la época estival para dar un toque diferente a entrantes, segundos y postres.

decorar platos

 

Descárgate el ebook gratis: Elaboración y diseño de la carta de restaurante

 

La clave a la hora de decorar con flores está en su aroma. Hay flores que pueden destrozar platos, y hay sabores que mejoran mucho con solo añadirle unos pétalos. Sea como sea, tenemos que tener cuenta que no cada plato puede ir acompañado de la misma flor.

Los pétalos de rosa, pensamientos, caléndulas o begonias tienen aromas suaves. Eso las hace ideales como ingrediente principal, añadiendo sabores nuevos al pollo o tortilla en salados y polos de hielo o como cremas de yogur para los dulces. Hay múltiples opciones para decorar platos con flores.

Las mantequillas o gelatinas con una mezcla de pétalos también pueden variar nuestros platos. No sólo les darán un sabor silvestre y original, sino que darán aún más color. Muchas tienen gusto a verdura, pero sirven muy bien para acompañar ensaladas, cremas e incluso galletas y pasteles para el café.

Existen otras flores con aromas más fuertes. Pétalos de flores como la lavanda, la manzanilla o el jazmín son muy palpables en el olfato y gusto humano. Para ello, se recomienda acompañarlas para dar acidez a los helados y sorbetes. Obviamente, también son una opción perfecta para una mezcla de infusiones o la carta de cócteles de nuestro restaurante.

Las flores comestibles y sus pétalos dan sabor, pero sobretodo vistosidad. La elegancia puede pasar de un simple yogur blanco a una crema llena de colores rosas y violetas. Todo puede dar un giro añadiéndole flores, incluso los cubitos de hielo, para tener una nueva función aromática. Si bien algunas no pueden conservarse frescas, podemos desecar pequeñas rosas o margaritas para tener siempre una opción floral en nuestra carta.

Las plantas silvestres y las flores también son ingredientes de temporada. Para dar sensación de frescor y temporalidad, las flores son un gran aliado para dar la bienvenida al calor o recurrir a temáticas relacionadas con la naturaleza. Nunca pasan de moda en ningún tipo de decoración de platos. Este detalle también sorprenderá nuestros clientes, ya que cada día hay instantáneas con platos florales en las redes sociales.

Nuestras recetas de siempre pueden dar la bienvenida a las altas temperaturas de muchas formas. Calientes o fríos, recomendamos decorar nuestros platos con flores y pétalos con aromas y colores diferentes. Podemos dar una cara distinta a los clásicos de siempre, innovando así nuestros menús y cartas.

 

New Call-to-action

Volver a la home