Carta de vinos: principales claves para su elaboración

Por La Menorquina on 20 de julio, 2016

La carta de vinos es uno de los elementos más importantes de un restaurante, en especial cuando se trata de un local de categoría media o elevada. Tener una buena selección de vinos, equilibrada, con una buena relación calidad precio y enfocada y adaptada al cliente tipo de nuestro local nos puede hacer subir muchos enteros en cuanto a prestigio e imagen.

 

Descárgate el ebook gratis: Elaboración y diseño de la carta de restaurante

 

La carta de vinos de un restaurante debe estar enfocada a la consecución de una óptima calidad gastronómica y un excelente servicio a los clientes. Si nuestro restaurante ofrece unos buenos platos, variados, bien cocinados y con excelentes materias primas pero, sin embargo, nuestra carta de vinos no está a la altura, no conseguiremos ese nivel equilibrado y alineado que hará que la experiencia del cliente en nuestro local sea sobresaliente.  

carta de vinos

6 tips para elaborar una excelente carta de vinos

  1. Es muy importante que la carta de vinos se encuentre alineada, es decir, en consonancia con el tipo de gastronomía de nuestro local. Obviamente, si estamos especializados en cocina francesa debemos contar con una amplia variedad de vinos de ese país, incluyendo desde las propuestas más clásicas a las últimas novedades.
  2. En lo que se refiere a la disposición de los distintos vinos dentro de la carta, es aconsejable seguir una organización tradicional: espumosos, blancos, tintos, dulces y con cuerpo. De esta forma, ayudaremos al cliente en su búsqueda y selección.
  3. Los datos a incluir, además de la marca, son el pais, región, año de cosecha y, en ocasiones, el tipo de uva. Por supuesto, siempre hay que poner también el precio, siendo recomendable hacerlo de mayor a menor. 
  4. A nivel formal, la carta de vinos (tanto si es independiente de la principal como si forma parte de la misma) debe estar igual de cuidada que la general o la de postres. Con una buen diseño, prestando especial atención a la tipografía (tipos de letras), aspecto gráficos (inclusión del logo o de los aspectos más representativos del diseño del local).
  5. La carta ha de estar siempre bien compensada, incluyendo una buena variedad de vinos en cuanto denominación de origen, precios y tipos de añadas. Siempre tenemos que incluir alguna marca de moda, pero sin olvidarnos de los clásicos para contentar a los distintos tipos de paladares.
  6. En cuanto a precios, todo depende del nivel gastronómico del local. Los vinos muy caros tienen sentido  (y son recomendables) en un restaurante de alto nivel, pero no tendría sentido, ni salida comercial, en un local popular y familiar.
  7. Si nosotros no somos expertos en el tema, debemos pedir asesoramiento y ayuda en la selección de los vinos que mejor cuadren con nuestro negocio de hostelería

Como ocurre con los postres, los vinos sirven para elevar el ticket medio del restaurante, siendo además un producto muy rentable, puesto que no precisa de preparación. Por este motivo, es importante usar técnicas de marketing para potenciar que los clientes lo pidan como: la venta sugerida, las recomendaciones directas del camarero, la exhibición en la sala, etc.

 

  New Call-to-action

Volver a la home