Carta de un restaurante para niños

Por La Menorquina on 26 de octubre, 2015

A día de hoy seguimos sin encontrarnos una carta de un restaurante exclusiva para niños. Cuando los peques acuden a comer quieren imitar a papá o mamá mirando la carta y eligiendo por sí mismos sus platos, pero se encuentran con unas cartas de menú con un tamaño desorbitado o con descripciones que no entienden. Para ellos, son cosas aburridas y nada les llama la atención.

Por ese motivo, es hora de que ofrezcamos una carta de restaurante para niños. Piensa en los pequeños comensales y en lo que les gustaría ver en la carta, crea menús saludables pero con gracia que, sobre todo, les llame la atención y sean un estímulo para que pidan a sus padres repetir su experiencia en el establecimiento.

carta de restaurante

 

Descárgate el ebook gratis: Elaboración y diseño de la carta de restaurante

Ideas para la carta de un restaurante

Te facilitamos seis ideas para que puedas incorporar en el menú de restaurante y en el diseño de la carta: 

  • Cartas comestibles. ¿Sabes que hay papel de azúcar y de arroz que es comestible? Puedes optar por escoger este tipo de ingredientes para crear la carta infantil y sorprender a los niños que acudan a tu restaurante. Quedarán fascinados con la idea de poder comerse la carta, seguro que querrán volver. 

  • Haz la comida divertida. Juega con formas originales en los platos y ofrece a los niños un entrante con un fresco gusano bicolor recién traído de la huerta, compuesto por tomates cherry y bolitas de queso intercaladas. O bien, ofréceles una rica mariquita de rodajas de tomate y aceitunas negras o un fascinante pulpo de salchichas y cabeza de kétchup. Otra opción es darle un toque original a tus platos, transformando la tradicional pizza circular en una cuya masa tenga forma de corazón, estrella o incluso de cabeza de un osito. 

  • Disfraza las verduras. En general, las verduras y las hortalizas no son el plato preferido de los niños, es por ese motivo que puedes jugar con la presentación y ofrecer unos cucuruchos de hojaldre rellenos con una ensalada variada. Usa pasta filo para dar a los vegetales un aspecto completamente distinto, o incluso recurrir a frutas huecas, como la piña, no sólo como fuente para las menestras de verduras sino también como base para pescados: el salmón y la piña son sabores que maridan entre sí. 

  • Adapta tus platos. A los peques les gusta probar los mismos platos que los adultos pero no siempre les convence el sabor. Para evitarlo, puedes ofrecerles una versión especial elaborando, como por ejemplo, un sushi: en vez del pescado puedes añadir piezas de embutido y, en vez salsa agridulce se puede sustituir por mayonesa o kétchup. Conseguirás que el aspecto exterior se parezca al sushi habitual pero el sabor sea más del gusto de los niños. 

  • Menú de series y dibujos infantiles. No dudes con hacerte con el listado de platos de las series y películas infantiles y ofréceselos en tu menú. Te convertirás en el único restaurante que ofrece en su carta de restaurante los Dorayakis que consume Doraemon, la hamburguesa especial de Bob Esponja, los clásicos espaguetis de la Dama y el Vagabundo o las espinacas Popeye.

  • Consigue un diseño atractivo. Llena tu carta de color, introduce dibujos de los personajes favoritos de los niños y hazla de un tamaño adecuado para que puedan ojearla sin dificultad.

El mejor consejo: ¡Vuelve a pensar como un niño y acertarás con tu carta!

 

Post relacionados:

New Call-to-action

 

Volver a la home