Carta de postres variada y cambiante, el secreto del éxito

Por La Menorquina on 28 de octubre, 2015

carta de postres

¿Qué mejor manera de finalizar una comida o cena, si no con un buen postre?

Satisfacer nuestro paladar con un postre apetitoso resulta muy gratificante y, de hecho, se convierte en el colofón perfecto de una buena comida o cena ya que es el momento más esperado. 

 

Un postre que esté al nivel de los platos precedentes no solo no defraudará, sino que además revalorizará la calidad de todo el menú. 

El postre resulta decisivo para el cliente ya que es la última impresión que se llevará de nuestro restaurante. Será un elemento diferenciador que contribuirá a su satisfacción y, por supuesto, será un punto a favor a la hora de fidelizarlo.

  Clica aquí para recibir la visita de un asesor comercial y  aumentar la rentabilidad de tu restaurante

Requisitos de la carta de postres ideal

Pero, ¿cómo tiene que ser una carta de postres para resultar atractiva? Además de cuidar su diseño y elaborarla respondiendo al concepto del restaurante, debería ser cambiante y variada.

Éstas son las principales razones que lo aconsejan:

Variedad, sin excesos: La carta de postres debe satisfacer gustos muy variados ya que a la hora de la elección intervienen distintos elementos, como por ejemplo, el apetito que se tenga o, también, las preferencias y requerimientos personales. Por lo tanto, la carta de postres debe ser variada con el fin de facilitar la elección al comensal entre más opciones pero sin que la oferta sea excesiva. Debemos encontrar ese punto medio que permita satisfacer un amplio abanico de gustos, sin desatender necesidades particulares de los clientes por motivo de alergias o dietas especiales. 

Cambios que sorprenden: Además de la variedad, el secreto del éxito de una carta de postres está en la sorpresa constante de forma comedida. No se trata de cambiarla cada día ni una vez por semana semana, pero si de hacerlo regularmente. Suscitaremos una agradable sensación de incertidumbre que ayudará a crear una expectativa ante la que luego deberemos estar a la altura. Las novedades, por otra parte, pueden servirnos para testear distintas recetas e ir adaptando los postres al gusto del consumidor.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

 

Volver a la home