Alternativas a las bolsas para congelar

Por La Menorquina on 20 de enero, 2016
Bolsas_para_congelar

A la hora de congelar alimentos en un restaurante buscamos embalajes que resulten prácticos y asequibles. Entre otras funcionalidades, nos interesa que el sistema de envasado elegido conserve bien el alimento, permita su apilamiento, una fácil localización y descongelación. 

En este sentido, las bolsas para congelar son una buena opción, pero no la única. En este post vamos a repasar otras alternativas aptas para los alimentos, entre otros los contenedores de plástico, los recipientes de cristal, el film transparente o el papel de aluminio. 
 
 
 
Ebook gratuito:  Conservación de los alimentos
 

Los recipientes o contenedores rígidos

Los recipientes rígidos suelen ser de vidrio o de plástico. Tanto unos como otros interesan del tamaño lo más ajustado al de los alimentos, siempre dejando un margen, ya que el agua aumenta de volumen al congelarse.

Al dejar un margen, minimizamos la exposición al aire, con lo que logramos una mejor conservación. De lo contrario, corremos el riesgo de que se rompan los envases y se desborde el contenido. Por lo tanto, cuando los recipientes son rígidos es importante tener en cuenta este doble requisito.

Centrándonos en las diferencias, los recipientes de vidrio no guardan olores y ser transparentes también es una ventaja a la hora de identificar su contenido de un simple vistazo. Son reutilizables, al igual que los de plástico rígido, si bien existe la posibilidad de utilizar envases plásticos de un solo uso.

Cuando los contenedores de plástico sean opacos podemos jugar con los colores de las tapas y las etiquetas para conocer su contenido sin necesidad de abrirlas. En este sentido, serán más prácticos los recipientes de plástico transparentes.

Por último, los recipientes de porcelana apta para congelación y horno también son otra opción, siempre y cuando las cubramos con film transparente o con su propia tapa. 
 
 

Materiales más flexibles 

De un material más flexible, el film transparente para congelar puede sernos de gran ayuda para sellar recipientes y envolver alimentos antes de congelarlos. Ayudará al alimento a retener la humedad, una buena ventaja, pues su evaporación es una de las principales causas de una mala conservación.

Puede utiizarse tal cual o como refuerzo. En este segundo caso, envolvamos el alimento con el film antes de introducirlo en una bolsa de plástico o en cualquier otro recipiente. 

Por otro lado, como variante de las bolsas de plástico convencionales podemos optar por el film plástico para envasar al vacío. Para ello hemos de utilizar un equipo específico y será práctico tanto para alimentos crudos como cocinados, enfriados y luego regenerados mediante un abatidor de temperatura. 

Los recipientes o papel de aluminio no son convenientes, sobre todo cuando queremos conservar alimentos con un pH elevado. Según un estudio de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), un alimento en contacto con este material puede recibir migraciones, en especial cuando hay sustancias ácidas y se somete a una cocción o calentamiento.

 

Algunos consejos prácticos

En fin, conocer estas posibilidades será interesante para ampliar nuestras posibilidades de elección. Como norma básica, elijamos los recipientes que más se ajusten al tamaño de los alimentos o raciones deseadas. 

Los envases rígidos se utilizan preferentemente para guardar alimentos líquidos o semilíquidos, si bien para estos usos pueden utilizarse también las bolsas de congelación herméticas. 

Al margen de qué tipo de recipientes utilicemos, no olvidemos etiquetarlos convenientemente y organizar la nevera tanto a nivel de espacio como de productos.

Además, por lo general será mejor hacerlo en pequeñas cantidades. En la práctica nos evitará tener que descongelar todas las piezas de una sola vez, un problema si luego nos vamos a utilizarlas. Por último, si congelamos de forma progresiva, sin añadir grandes volúmenes de una sola vez, aceleraremos la congelación. 
 
 
 
 

Post relacionados:

 
New Call-to-action
Volver a la home