Algunas ideas de postres bajos en calorías

Por La Menorquina on 3 de julio, 2017

Los postres suelen tener la mala fama de ser poco nutritivos y fomentar el sobrepeso. Sobre el primer punto, cabe decir que dicha afirmación no se debe a otra cosa que a los prejuicios y la falta de información, puesto que la mayoría de postres están elaborados con ingredientes indispensables para el óptimo funcionamiento del organismo, como por ejemplo las frutas o la leche y otros lácteos.

En cuanto a la cuestión de si los postres engordan o no es evidente que todo depende de los ingredientes que se utilicen y, sobre todo, de la cantidad que tomemos y su frecuencia, como ocurre con todos los alimentos. 

Pese a ello, y para todas aquellas personas que estén de dieta o tengan alguna enfermedad como la diabetes, a continuación os damos una serie de consejos, trucos y propuestas para preparar deliciosos dulces y postres con muy pocas calorías. Te las desvelamos a continuación.

postres bajos en calorias

 

Ebook gratuito: Tendencias en restauración:  La revolución verde en la hostelería

 

Trucos y propuestas de postres con muy pocas calorías

  • En muchos postres se puede substituir la leche entera por desnatada y el azúcar por otros edulcorantes, como sacarina o stevia, sin apenas calorías.
  • Las cremas clásicas suelen ser bastante calóricas, ya que suelen contener nata y abundante azúcar, pero podemos substituir el azúcar por edulcorante y reducir la cantidad de nata. Incluso nos podemos atrever con propuestas diferentes como la crema de limón.
  • Podemos elaborar distintos tipos de tarta usando como base un bizcocho light, el cual sin perder ni un ápice de su sabor contiene prácticamente la mitad de calorías. Además de ayudar a mantener el peso en unos parámetros normales, al no contener azúcar ni tampoco harina de trigo constituye una alternativa ideal, además de sabrosísima, para las personas diabéticas o para aquellos que padecen algún tipo de intolerancia alimentaria, como los celíacos.
  • Los postres con frutas son muy sanos y normalmente poco calóricos. Otra de sus ventajas es que ayudan a que los niños, normalmente bastante reticentes a ingerir frutas, las tomen en forma de postre, que siempre les resulta más sabroso y divertido. Por ejemplo, podemos preparar una ensalada de frutas y yogur, mezclando frutas como el kiwi, la pera o el melocotón. Otra posibilidad es la brocheta de frutas, un postre original y visualmente muy llamativo, atractivo y divertido.
  • Siguiendo con las frutas como elemento principal, un postre muy interesante son los zumos de frutas elaborados con la mezcla de varias frutas, por ejemplo, la manzana y la piña (incluso se puede añadir alguna verdura como la zanahoria). 
  • Helados. Son nutritivos, sabrosos, divertidos y refrescantes, por lo que especialmente en los meses de verano son muy bien recibidos por casi todo el mundo. Si utilizamos sorbete en vez de crema podemos reducir la indigesta de calorías. 

Bien diseñados y elegidos, los postres son un elemento fundamental dentro de la carta de un restaurante, que ayuda a elevar la categoría del mismo y conseguir aumentar la rentabilidad a través de unas mejores cifras en relación ticket medio o gasto promedio de cada uno de los clientes que entran en el local.

 

New Call-to-action

Volver a la home