7 tips para mejorar un servicio de restaurante

Por La Menorquina on 10 de diciembre, 2016

El servicio es un factor fundamental que puede marcar la preferencia de los clientes por un restaurante u otro. La manera como se les sirven los platos y bebidas, así como la calidad en el trato va a determinar si, al final de la velada, la experiencia vivida por los clientes ha sido realmente positiva o, por el contrario, se ha quedado por debajo de sus expectativas.

servicio de restaurante

 

Ebook gratuito: La gestión de restaurantes: modelos competencias y claves para  su éxito

 

El servicio al cliente siempre es mejorable

Aunque nos parezca que el servicio que ofrecemos a nuestros clientes es óptimo, seguro que siempre se puede mejorar en algún aspecto: un mayor nivel de atención, mayor grado de personalización, una mejor formación de los camareros y/o cocineros o el cuidado de detalles, como felicitar a tus clientes en su aniversario. Estos factores pueden elevar la calificación de un buen servicio a un servicio sobresaliente e, incluso, excelente.

Puede que nuestros platos sean realmente buenos, pero si los servimos con la máxima calidad y cuidado de los detalles, ofreciendo una magnífica atención al cliente, conseguiremos cerrar perfectamente el círculo y lograr ese punto diferencial para nuestro local que nos haga situarnos por delante de la competencia.

 

7 claves para lograr un gran servicio

  1. Personalizar el servicio. Los clientes detestan ser tratados como simples números, al contrario, les encanta sentirse especiales. Y esto puede conseguirse con detalles simples como: acordarnos de su postre favorito y ofrecérselo en el momento oportuno o felicitarle (si es posible en persona, pero un bonito email también puede servir) en su cumpleaños u onomástica. Unas simples anotaciones en la aplicación de reservas es la mejor forma de gestionar este tipo de detalles.  
  2. Mejorar la formación del personal. Toda la plantilla de un restaurante: camareros, cocineros, relaciones públicas... debe estar en reciclaje constante. De esta forma, nos aseguramos de que tienen las aptitudes y competencias necesarias para ofrecer el mejor servicio y que están completamente al día de las últimas tendencias en el complejo ámbito de la hostelería.
  3. Motivar a nuestros empleados. Si tenemos descontentos a nuestros empleados es más que probable que hagan extensible su malestar en forma de un trato no del todo bueno a los clientes. La desmotivación de los mismos puede deberse a múltiples razones: mal ambiente laboral, sueldos bajos, formación inadecuada o la falta de alicientes.
  4. Máximo conocimiento de los platos de la carta. Otra cuestión que puede provocar un deficiente servicio es que el camarero no sea capaz de contestar adecuadamente a todas las dudas o inquietudes de los clientes sobre los platos ofertados: ingredientes, forma de cocción, tipo de vino que mejor encaja con un determinado plato, etc. Pero no basta con que el camarero conozca al mínimo detalle todo lo que se ofrece en su restaurante, sino que también deber saber vender sus virtudes de manera brillante y eficaz.
  5. Adelantarse a las necesidades del cliente. Para ello hay que estar muy atento a los detalles, como que se haya acabado su bebida para preguntarle si quiere algo más. También es posible que esté incómodo o tenga frío porque el aire acondicionado esté muy alto. No hay que esperar a que verbalicen su queja (ya que algunos no llegan a hacerlo vergüenza o timidez), sino estar atentos a su comportamiento o gestos para intuir su problema y solucionárselo.
  6. Facilitar su elección. A algunas personas les cuesta mucho decidir lo que quieren comer en un restaurante, lo que puede causarles un cierto nivel de ansiedad. En estos casos, el camarero bebe ser proactivo y ayudarle, con sutileza, a tomar la decisión adecuada.
  7. Intentar separar las secciones del salón. Si las dimensiones o distribución del local lo permiten, es interesante tratar de separar a las familias de los clientes que comen solos o en pareja. Así nos aseguramos su confort y comodidad.

¡Ojalá que estos consejos te sean de utilidad para que logres el mejor servicio posible al cliente!

 

 New Call-to-action

Volver a la home