5 tips para hacer cartas de restaurante más originales

Por La Menorquina on 28 de febrero, 2017

Ya hemos visto en posts anteriores que la carta es una de las herramientas de marketing más potentes con las que cuenta un restaurante. Si además consigues hacer cartas de restaurante originales, lograrás ventajas tan importantes como: diferenciarte de la competencia, llamar la atención del cliente, sorprenderle y dejar huella en su memoria. En consecuencia, una carta original puede llegar a ser un elemento crucial para que los clientes acaben realizando más pedidos o acabar eligiendo aquellos platos o bebidas que más nos interesa, lo cual va a redundar directamente en un aumento del ticket medio y de la rentabilidad.

cartas restaurante originales

 

Descárgate el ebook gratis: Elaboración y diseño de la carta de restaurante

 

¿Cómo ser original con la carta? Nunca es sencillo hacer las cosas de forma diferente a como se han hecho siempre o como las hace casi todo el mundo. Pero estos tips que te vamos a dar a continuación pueden servirte de guía o de inspiración para conseguirlo: 

5 trucos para elaborar cartas con un plus añadido de originalidad

  1. Replantéatelo todo. Normalmente las cartas utilizan formatos estándar, como papel o cartón, ¿Pero es obligatorio que sea siempre así? Restaurantes como marmitaCo se han rebelado contra esas normas no escritas, con propuestas tan originales y creativas como utilizar botellas de agua para mostrar los distintos menús disponibles. Y otros han hecho cosas parecidas con botellas de vino. Otra posibilidad es enfocar los menús sobre la mesa con un proyector o utilizar tabletas electrónicas. Lo cierto es que, gracias a las nuevas tecnologías, las posibilidades son infinitas y los costes de realización muy reducidos.
  2. La originalidad también está en los detalles. Sin llegar a los extremos rupturistas del punto anterior, puedes añadir a tu carta pequeñas diferencias que también la van a hacer destacar, además de personalizarla. Por ejemplo, elegir nombres creativos para tus platos o intercalar expresiones exclamativas y, ¿por qué no? poemas o frases célebres que, de alguna manera, estén relacionados con tu local.
  3. Usar tipografías y recursos gráficos distintos. También se puede ser original variando el  tipo de letra, combinando con habilidad tipologías modernas con otras más clásicas y usando también recursos como: subrayados, recuadros e incluso ilustraciones entre los distintos platos o partes de la carta.
  4. Busca la alineación con el estilo del restaurante. Y no solo para no desentonar, sino también para encontrar inspiración. Por ejemplo, si tu local es muy clásico, podrías usar cartas con el formato de libros antiguos. O al revés: para un local moderno las cartas podrían tener formas futuristas, con abundancia de curvas o ilustraciones que evoquen tiempos futuros.
  5. Intenta divertir al cliente. Lo cierto es que la mayoría de cartas de restaurante son bastante anodinas porque se limitan a listar los platos de la carta. Para ser original hay que romper con eso a través de propuestas divertidas que se salgan, al menos un poco, de los planteamientos formales. Y esto se consigue con recursos como la inclusión de colores o ilustraciones que consigan sacarle una sonrisa al cliente. En realidad la mayoría de personas, cuando comemos fuera de casa, además de alimentarnos queremos también pasarlo bien.   

En definitiva, la carta debe servir para que el cliente viva una experiencia distinta en tu restaurante, desde el momento mismo de elegir los platos. En este sentido, si es original y estéticamente impactante la carta le puede servir para disfrutar de una grata experiencia a nivel visual, que sin duda debe tener una continuidad a través de unos platos de calidad y correctamente presentados.

 

 New Call-to-action

Volver a la home