5 tips para elaborar la carta del menú de un restaurante

Por La Menorquina on 10 de febrero, 2017

La carta del menú de un restaurante es fundamental para el éxito del negocio por muchos motivos. Además de comunicar a los clientes lo que podemos ofrecerle, a través de la carta vamos a transmitir la imagen de nuestro local de hostelería, pudiendo llegar a convertirse en nuestra principal herramienta de marketing y la forma más eficaz de hacer más rentable nuestro negocio.

carta menu restaurante

 

Descárgate el ebook gratis: Elaboración y diseño de la carta de restaurante

 

5 claves para elaborar la mejor carta

 

1) Definir una estrategia para aumentar el ticket medio 

Una de las claves de un restaurante es la media de gasto de los clientes que nos visitan, siendo la carta uno de los medios más eficaces para lograrlo. Para ello debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Trabajar muy bien la estructura y el diseño, de manera que se resalten más los platos más rentables.
  • Disponer de una carta independiente de postres y vinos.
  • Usar imágenes y recursos gráficos, respetando en todo momento el buen gusto, estilo e imagen corporativa del local.
  • Tener en cuenta detalles como ubicar determinados platos en la parte superior derecha de la carta, ya que es donde primero se posa la vista o restar impacto a los precios (en el caso de que nos interese), poniéndolos en un formato más pequeño o sin que vayan acompañados de los símbolos $ o €.

2) Trabajar los fondos de la carta

En las cartas tan importante son los contenidos (la oferta de platos y bebidas) como los aspectos formales, o puede que incluso más. Y dentro del diseño un aspecto clave, pero que sin embargo no se suele tomar en excesiva consideración, es el fondo de la carta.  

Las imágenes y los aspectos tipográficos son, sin duda, muy importantes, pero el fondo puede llegar a marcar la diferencia y lograr ese plus de acabado estético y originalidad que necesitamos para diferenciarnos y llamar la atención del cliente. 

Nuestros consejos para lograr un fondo adecuado y de calidad son los siguientes:

  • Debemos evitar que el fondo pase totalmente desapercibido, eligiendo colores adecuados e incluyendo un grabado con el logotipo, símbolos y recursos gráficos propios de la imagen corporativa del restaurante.
  • Utilizar el fondo no sólo como un recurso estético, sino también para crear concordancia con el estilo del restaurante y reforzar la imagen de marca (branding).
  • Se recomienda utilizar unos fondos más oscuros para la carta de vinos, o bien en el espacio dedicado a los mismos de la carta general.
  • Una buena alternativa es usar plantillas de diseños de carta con opciones de personalización.

3) Personalizar la carta

El cliente no va a un restaurante simplemente a comer, quiere también sentirse especial y tener una experiencia distinta y única. Y esto puede lograrse personalizando la carta, evitando que se parezca demasiado a lo que ya ha visto anteriormente en otros locales. Para ello, es importante que sigas algunas de estas recomendaciones: 

  • Reforzar la imagen corporativa.
  • Elaborar un diseño y formato originales.
  • Tratar de personalizar los nombres de los platos.
  • Recurrir a la variedad y rotación del menú, incluyendo también los postres y, si es posible, los vinos y otras bebidas.

4) Facilitar la elección del cliente

Las listas excesivamente largas de platos y bebidas acaban saturando a los clientes e, incluso, creándoles ansiedad por no saber qué elegir. Esto puede evitarse teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Estructurar la carta por categorías (o incluso subcategorías) de forma muy clara, de manera que ningún grupo cuente con demasiadas opciones (3 ó 4 platos son suficientes).
  • El camarero debe adoptar el rol de guía al cliente y hacer recomendaciones, pero de forma sutil y educada, siempre que tenga ocasión.  

5)  Acordarse de los niños y las personas con algún tipo de alergia o intolerancia

Finalmente, es importante incluir menús para niños, con el fin de atraer a nuestro restaurante a toda la familia e incluir platos sin gluten y otros ingredientes que suelen causar alergias o intolerancias alimentarias, con el fin de que ningún posible cliente pueda llegar a sentirse excluido.

 

New Call-to-action 

Volver a la home