5 tips para decorar platos infantiles

Por La Menorquina on 7 de octubre, 2016

Echándole muchas ganas y un poco de imaginación es posible convertir cualquier plato en uno mucho más divertido para los niños, incluso aquellos cuyos ingredientes que no suelen ser del agrado de los más pequeños, como las verduras o la fruta.

platos infantiles

Te proponemos que pongas en práctica estas 5 ideas y tú mismo te sorprenderás de los magníficos resultados obtenidos. Ten por seguro que la comida volará de los platos con mucho más rapidez de lo que tardes en prepararlos. En definitiva... ¡lo que todos los padres y profesionales de la cocina deseamos!

 

Descárgate el ebook gratis: Elaboración y diseño de la carta de restaurante

 

1. Crea un pastel de patatas con diversas formas

Se trata de introducir la patata en una manga pastelera de boquilla grande y lisa para poder dale la forma que queramos: un caracol es una magnífica posibilidad, aunque por supuesto no la única. Luego podemos rellenar el caracol (o cualquier otra forma que hayamos creado) con pescado y darle un último toque de decoración con guisantes o zanahorias. De esta forma introduciremos con éxito ingredientes, como el pescado y la verdura, que no suelen llevarse demasiado bien con el paladar de los niños.

 

2. Construye un divertido gusano de hamburguesas

Te proponemos colocar en fila unas cuantas hamburguesas pequeñas, las cuales constituirán el ingrediente principal, y decorarlas con lechuga formando una fila ondulante. Sin colocamos, con un poco de gracia, 4 zanahorias en cada una de las 3 últimas hamburguesas parecerán patas.

Y ahora el toque final: en la hamburguesa que hace de cabeza, pon un tomate cortado por la mitad como si se tratase de una nariz, dos mitades de aceitunas a modo de ojos y una fila de piñones que servirán para simular una boca. Si finalizas tu "obra de arte" dibujando unos puntitos blancos y rojos con mayonesa y ketchup en todas las mini hamburguesas, como si fueran ojos, el parecido a un gusano será irrefutable.

 

3. Dale otro aire a un puré de verdura y pescado con una carita sonriente

¿Te apuestas algo que con verdura y pescado se puede elaborar un plato divertido para los niños? Pues no lo hagas porque seguramente perderás. La clave está en verter el contenido, previamente triturado, en un plato hondo y dibujar una boca y una cara con un puré de naranja obtenido de las zanahorias también trituradas.

 

4. Sirve las frutas con formas divertidas

¿Quieres una solución eficaz para que los niños se coman la fruta de una vez por todas? Lo mejor es pelar todas las piezas de frutas y darles una forma divertida con cortadores o cuchillos. Si aun así se resisten, también puedes acompañarla con una crema de vainilla, frambuesas, yogur o caramelo.

 

5. No olvides dar colorido a los platos y no combinar demasiados ingredientes

Nuestro último consejo es válido para todo lo platos. Está demostrado que a los niños les gusta que los platos que se van a comer tengan un buen colorido, lo que se puede conseguir combinando con habilidad 3 ó 4 ingredientes para que produzcan contraste, y rematar el dibujo con un par de salsas de colores diferentes.

Otra cuestión importante es no agobiar al niño con muchos ingredientes en el mismo plato: lo recomendables es entre 3 como mínimo y 6 como máximo.

 

  New Call-to-action

Volver a la home